NAVEGA POR NOTICIAS SUR P.R. Y REGRESA FACILMENTE A LA PÁGINA PRINCIPAL

martes, 3 de noviembre de 2009

¿DE DONDE VIENE LA CRISIS ECONOMICA QUE VIVIMOS? SEGUNDA PARTE


Sección: Hablemos de Realidades Históricas


Por Rafael A. Rosario Rivera/Noticias Sur P.R.


II. Siglo XIX: La crisis económica causa una reacción

En el 1776 los Estados Unidos de América nacieron como una república independiente y para 1825 ya casi toda América Latina se había independizado de España. Estas naciones habían comprendido que ser colonia de otra nación les imposibilitaba el desarrollo económico, les limitaba el comercio internacional y mantenía el poder y la riqueza del país en manos de los extranjeros que los dominaban. Méjico se independizó en 1810 y los fondos del Situado Mejicano dejaron de llegar para siempre a Puerto Rico. España entonces, para no perder sus colonias de Puerto Rico y Cuba, decidió conceder la Real Cédula de Gracia en 1815, una "ley" para incentivar la inversión extranjera en el país. Se permitió la entrada de extranjeros europeos que tuvieran capital y que estuvieran interesados en explotar la tierra y el comercio. Se les prometió regalarle tierras y se permitió el comercio con cualquier país amigo de España por 15 años. En fin,"vengan a invertir en Puerto Rico, gozarán de privilegios y estarán protegidos". Verán en los siguientes artículos como ese privilegio continúa hoy día y cuanto afecta a nuestro país. Sin duda alguna hubo un crecimiento económico en la isla, especialmente agrícola y comercial, (se construyeron puertos, ferrocarriles, se trajo maquinaria moderna de producción y elaboración). Pero este crecimiento estaba dominado por extranjeros. La gente común no estaba disfrutando de la riqueza producida por sus manos porque, dicho sea de paso, era la gente común la que trabajaba en las inmensas fincas con sueldos de hambre y endeudados. Y lo peor de todo es que la agricultura de subsistencia, mediante la cual se cultivaban frutos alimenticios, fue desapareciendo. Ahora la tierra se utilizaba para producir caña de azúcar, café y tabaco; productos que no sirven para la alimentación de un pueblo. Estos productos tenían mucha demanda en el mercado internacional y se exportaron desde Puerto Rico produciéndole grandes riquezas a los extranjeros en la isla, y a uno que otro criollo puertorriqueño que hubiera desarrollado alguna finca. Pero los alimentos para la población tuvieron que ser importados, haciéndonos más y más dependientes de la compra en el exterior. Para 1899, el 68% de la tierra agrícola estaba sembrada de caña, café o tabaco. Esa dependencia en la importación continúa hoy día y nos afecta en todos los renglones económicos. Ante la esclavitud que todavía existía, la Libreta de Jornaleros, los sueldos bajos, los altos impuestos, el endeudamiento de los criollos con sus prestamistas, los privilegios a los extranjeros y fieles al gobierno colonial, la falta de un sistema de educación, la falta de un sistema de salud, y la falta de poderes políticos para poder dirigir el país en favor de la gente. Un grupo de hacendados, intelectuales, esclavos y jornaleros, guiados por el doctor Ramón Emeterio Betances, organizaron una Revolución en 1868 para declarar la independencia como lo había hecho Estados Unidos y todos los países latinoamericanos. Llama la atención que las realidades que motivaron a la revolución son las mismas que sufrimos hoy. Como ya es sabido, no se logró el cometido por diversas razones. Entre ellas la falta de organización, fallos de comunicación y una fuerte represión violenta
llevada a cabo por el gobierno mediante la cual arrestaron, encarcelaron en el Morro y fusilaron a varios participantes. Era muy difícil cambiar el sistema cuando un gran número de personas fieles a España se habían mudado a Puerto Rico huyendo de las guerras de independencia de Latinoamérica, y cuando el grupo de personas que poseen la riqueza está privilegiado y protegido por el mismo sistema. En los próximos años ciertas personas continuaron creyendo en alcanzar la independencia por la lucha armada mientras otro grupo decidió conseguir mas poderes políticos para Puerto Rico de una forma mas diplomática. Después de mucha discusión y de cambios políticos que surgieron en España, se le concedió a Puerto Rico la Carta Autonómica en 1897. Comenzaba nuestra nación a disfrutar de algunos poderes políticos que antes no tenía, pero no tuvo tiempo ni de ejercerlos. El 29 de abril de 1898 una flota naval estadounidense bloqueó la entrada de barcos españoles a la isla por tres meses, creando una gran crisis económica por la escasez de alimentos. El 12 de mayo, once barcos norteamericanos bombardearon San Juan y el 25 de julio desembarcaron tropas en la bahía de Gúanica para comenzar la invasión. Con esto comienza una historia de dificultad económica en la cual solo cambian los protagonistas............. Continuará. (El Autor es Profesor de Historia y Religión en el Colegio Ponceño).

No hay comentarios: