NAVEGA POR NOTICIAS SUR P.R. Y REGRESA FACILMENTE A LA PÁGINA PRINCIPAL

martes, 10 de noviembre de 2009

¿DE DONDE VIENE LA CRISIS ECONOMICA QUE VIVIMOS? TERCERA PARTE


Sección: Hablemos de Realidades Históricas

Por Rafael A. Rosario Rivera/Noticias Sur P.R.

III. Dificultad económica bajo el coloniaje norteamericano

Los norteamericanos establecieron un gobierno militar, (como lo habían hecho los españoles en el 1508), e impusieron las leyes de cabotaje, obligando a que todo producto transportado entre Puerto Rico y Estados Unidos fuera llevado en barcos de matricula estadounidense. Puerto Rico perdió todos los poderes que había recibido en la Carta Autonómica y no pudo ni intentar establecer una relación comercial internacional con algún país de su preferencia. Además, la nueva metrópolis estableció el dólar como moneda oficial obligando a cambiar cada peso provincial por 60 centavos de dólar. Esto permitió que los empresarios norteamericanos pudieran comprar las tierras agrícolas a precios de descuento, y que las deudas de la gente aumentaran, pues tenían que pagarlas ahora en dólares. Muchos tuvieron que vender sus tierras y posesiones, y los norteamericanos se apoderaron de casi todo a precios bajísimos.

La producción agrícola continuó siendo de productos para la exportación y no para la alimentación, pues las empresas norteamericanas desarrollaron el azúcar y el tabaco para abastecer su mercado. Empresas como United Porto Rican, Fajardo Sugar, Central Aguirre y South Porto Rico produjeron azucar que le vendían a las empresas como Hershey's y Chef Boyardee. La Puerto Rican American Tobacco Co., la American Cigar Co. y la New York Tampa Cigar Co. cultivaron tabaco aquí para producir sus cigarros y cigarrillos. La situación social empeoró pues ahora había mas gente trabajando en las fincas con sueldos de hambre y largos periodos de desempleo, especialmente cuando venía el "tiempo muerto" del azucar. Toda la riqueza de la producción estaba controlada por las empresas extranjeras (como ocurría bajo el régimen español) y la gente común no participaba del desarrollo económico. Aun así, no puede negarse que hubo un progreso en varios sentidos. Se estableció la Universidad de Puerto Rico y un sistema de educación pública para niños. Aunque la verdadera intención haya sido americanizar a nuestra gente por medio de la enseñanza, no hay duda de que disminuyó el analfabetismo. También comenzó la construcción de embalses que, aunque hayan sido para facilitar el riego de los cultivos norteamericanos, sirvieron también para llevar agua potable a lugares donde no llegaba. Además, se continuó la construcción de carreteras que los españoles habían comenzado. Pero ninguna de esas cosas evitó la crisis pues, en el 1930, las consecuencias de la falta de poderes fueron terribles.

IV. La Gran Depresión del 1930

Para la década del 1930 la dependencia en la importación de productos norteamericanos y la fuga de capital era incontrolable. Para complicar mas el asunto, Estados Unidos entró en lo que se llamó la Gran Depresión Económica de 1930. Obviamente, una crisis en la metrópolis tiene un efecto peor en su colonia. Los salarios disminuyeron, el desempleo aumentó y los productos importados se encarecieron. Como consecuencia, los discursos que asociaban la crisis económica con nuestra relación colonial comenzaron a escucharse con mas fuerza y se presentaba otra vez la independencia como la solución para acabar con el problema. Solo los poderes políticos de la soberanía podrían hacer posible una economía para los puertorriqueños y no para los extranjeros. Pero, no hay que olvidar que los Estados Unidos invadieron a Puerto Rico buscando provecho económico y estratégico-militar. Desde finales del siglo XIX habían planificado como expandir su mercado a América Latina y Asia. Comenzaron la construcción del Canal de Panamá y era necesario poseer a Puerto Rico para controlar la entrada y salida de la zona. Como no podían permitirse una revolución en la isla, comenzaron a llegar los programas económicos para paliar la crisis. El Nuevo Trato de Franklin D. Roosevelt trajo fondos a Puerto Rico que sirvieron para estabilizar, pero no fomentaron el desarrollo pues eran limitados y se agotaron (muy parecido a lo que ocurrió con el Situado Mejicano aunque los fondos no estuvieran dirigidos a lo mismo). En el 1939 comenzó la Segunda Guerra Mundial y, gracias a la participación en ella, Estados Unidos sale de su crisis. Sin embargo, es un hecho histórico que la Segunda Guerra Mundial se debió a la carrera imperialista y, después de esta, muchos países que eran colonia de alguna metrópolis se independizaron.

El independentismo en Puerto Rico estaba en su mayor auge y organizado en diversos grupos con diversas estrategias como el Partido Nacionalista y el Partido Popular Democrático. Pero, después de la Guerra, la crisis económica en Puerto Rico continuaba y varios políticos viajaron al Congreso Federal a negociar alguna transición a la soberanía. Sorprendentemente los lideres del Partido Popular regresaron con la propuesta de una nueva relación: el Estado Libre Asociado. Estados Unidos no estaba dispuesto a conceder la soberanía, pero sí algunos poderes políticos internos que, en el fondo, no resolverían el problema. Esto se verá demostrado en los próximos artículos...............Continuará. (El Autor es Profesor de Historia y Religión en el Colegio Ponceño).

No hay comentarios: