NAVEGA POR NOTICIAS SUR P.R. Y REGRESA FACILMENTE A LA PÁGINA PRINCIPAL

viernes, 3 de septiembre de 2010

HAY UN OASIS EN LA PALABRAS DICHAS CON GRATITUD

.
Sección: Pensamientos Fundamentales en Nuestra Vida Diaria

Por Serafín Alarcón Carrasquillo/Noticias Sur P.R.

Salmos 37:25
Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan.
...
La gratitud abre nuestra alma a una mejor vida…

Nuestra travesía espiritual a veces es igual a cuando navegamos en el mar. Si nos alejamos de Dios, regresar a puerto seguro se puede hacer difícil y sobre todo turbulento. Si nos orientamos en Cristo mientras nos desplazamos a través de la vida, no seremos presa fácil de un naufragio. Y así como un padre que nos espera desde la orilla y mueve sus brazos para que regresemos, Jesucristo también nos llama para que volvamos a donde debemos estar.

Estuve caminando en el pueblo de Coamo. Caminé por espacio de cuatro horas tres comunidades. Cuatro horas de candente sol y muchos: “no me interesa”… A veces pienso que la gente no se percata de la gravedad de los tiempos en que vivimos. Hablar de Dios para algunos es un asunto poco relevante. Y bueno, nos convertimos como barcos a la deriva, como naves fantasmas deambulando por las aguas de la vida. Cristo no cambia, y que bueno que sea así… Que no cesa de llamarnos a que regresemos y que nuestros corazones no sean demasiado endurecidos por las distracciones y la tentación.

Mientras caminaba y reflexionaba sobre todas estas cosas que ahora escribo tuve un encuentro hermoso. Una viejita que por los últimos cuatro años visito, al verme comento:
- !Le estaba esperando! - luego añadió; “Hace dos semanas que estoy pensando en usted casi todos los días… Y me preguntaba si le volvería a ver“.
Un oasis fueron aquellas palabras de tan hermosa anciana mujer. Conversamos un rato y luego al irme puso en mi mano una ofrenda. Una ofrenda hecha con tal gracia y entrega.

Hermanos, hoy fue un día duro, pero ya ven; Jesucristo no se olvida de nosotros, él siempre nos espera al otro lado del mar con los brazos abiertos. Mas aun, nos promete caminar a nuestro lado en todo momento.

Gracias Dios…

(El Autor es Misionero y Director de los Ministerios Tablitas del Señor y la Primera Iglesia Virtual).

No hay comentarios: