NAVEGA POR NOTICIAS SUR P.R. Y REGRESA FACILMENTE A LA PÁGINA PRINCIPAL

sábado, 2 de octubre de 2010

HACED POR OTROS LOS QUE NOS GUSTARÍA HICIERAN POR NOSOTROS

.
.
Sección: Pensamientos Fundamentales en Nuestra Vida Diaria

Por Serafín Alarcón Carrasquillo/Noticias Sur P.R.

Arcadio Maldonado, Salinas, Puerto Rico

Lucas 6:27-28
Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian.
...
Trataba de enseñar unas tablitas a una señora cuando de pronto me dio la espalda y entró a su casa no sin antes llamarme «pordiosero»… -«Me acaban de decir pordiosero»…-Me dije.

En estos casi cinco años que llevo evangelizando comunidades me han dicho muchos nombres y me han mandado para tantos sitios que si les cuento… En fin, que esperé un rato a ver si alguien salía del interior de la casa para atenderme, pero nadie salió.

Hace días que estoy pensando que este asunto de llevar la palabra puede convertirse en un buen entrenamiento para el alma y el espíritu. Sí, pienso que los rechazos muchas veces hacen que nuestro ego tenga que ponerse a prueba. Sin duda alguna este trabajo no puede ser para alguien orgulloso, y esto lo digo con humildad. Uno quisiera decirles tantas cosas o responder defensiva mente pero es en ese momento cuando el Espíritu Santo nos llama muchas veces actuar con mansedumbre y templanza.

Recuerdo que también un policía me llamó la atención por su altoparlante y hasta me amenazó de darme una infracción si no avanzaba mi marcha. ¿Lo pueden creer? Uno de esos días en donde todo parece querer salir mal. Pero bueno, hice sin protesta mi trabajo y hasta donde pude superé los obstáculos. Todas estas experiencias han cambiado mi vida. En la misma forma que expreso amor y atención a quienes me rodean, Dios seguramente cuidará de los míos, esa es mi esperanza. Aun cuando un océano me separe del corazón de algunos, Dios va a enviar personas amorosas para ayudarme en momentos de necesidad, de eso también estoy seguro. Después de todo, la Biblia nos enseña a hacer por otras personas lo que nos gustaría que hicieran por nosotros.

(El Autor es Misionero y Director de los Ministerios Tablitas del Señor y la Primera Iglesia Virtual).

No hay comentarios: