NAVEGA POR NOTICIAS SUR P.R. Y REGRESA FACILMENTE A LA PÁGINA PRINCIPAL

domingo, 30 de enero de 2011

REPASANDO LAS PÁGINAS DE MI DIARIO

.
Sección: Pensamientos Fundamentales en Nuestra Vida Diaria

Por: Serafín Alarcón Carrasquillo/Noticias Sur P.R.

Villa Retiro, Santa Isabel, Puerto Rico

Una hermana me comentaba cuan difícil se le hacía en ocasiones esperar pacientemente porque el Señor le contestase alguna petición.
.
Llevo un diario escrito en donde anoto mis inquietudes y experiencias diarias cuando camino y evangelizo las comunidades. Entre esas experiencias hay tantas personas con problemas financieros, familiares o de salud, hay tanto dolor. Escribir estas historias me dan la oportunidad de reflexionar cual es el palpitar de mi país y el mundo en el que vivo. Entonces… Las lágrimas comenzaron a llenar mis ojos. Entonces me topé con una de las páginas de mi libreta en donde expresaba mi inseguridad y afán ante todo lo que veía. No estaba seguro de si Dios iba a responder a mis tantas inquietudes.

Ya han pasado cinco años que visito comunidades y el amor de Dios ha sido mi mayor inspiración, mi puerto seguro. Este trabajo me a enseñado a totalmente depender de la gracia y la fe para poder continuar. En medio de las pruebas, las derrotas y decepciones CRISTO me ha mostrado que debo pausar para recordar su fidelidad en el pasado y en el presente. «¡Grande es tu fidelidad!».. -me dije mientras repasaba las páginas de mi diario.

En la vida las respuestas pueden no venir inmediatamente, pero el Señor, que es fiel, ve con agrado a aquellos que continúan viviendo bajo su amparo y consuelo sin dudar.

Salmos 40:1
1 Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. 2 Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.

(El Autor es Misionero y Director de los Ministerios Tablitas del Señor y la Primera Iglesia Virtual.)

COMENTARIOS:

Ernesto José Membreño Dávila comentó: Lo aliento a seguir adelante en tan loable labor, que el Señor lo bendiga, y adelante.

No hay comentarios: