NAVEGA POR NOTICIAS SUR P.R. Y REGRESA FACILMENTE A LA PÁGINA PRINCIPAL

domingo, 15 de septiembre de 2013

Me decía: “Me siento como en un callejón sin salida”

 
Sección: Pensamientos Fundamentales en Nuestra Vida Diaria

Por Serafín Alarcón Carrasquillo/Noticias Sur P.R.

Isaías 55:8 - Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo el Señor.

                                                                                                          
Cuan difícil se nos hace en ocasiones tener que admitir que tal vez estamos equivocados. Tomamos decisiones, hasta bien intencionadas, pero estas resultan ser como el agua amarga al paladar.

Mientras hacía la fila de espera en una agencia de gobierno conversaba con un joven. En nuestra conversación tratamos variedad de temas hasta que llegamos al ámbito espiritual. Fue en ese tramo, en esa intersección de nuestro viaje inesperado donde se puso nuestra charla la mar de interesante. Me admitió llevar varios meses alejado de su iglesia y sobre todo del Señor. Había conocido una joven simpática y muy bonita, pero no creyente. Una joven que poco a poco y con sutilezas le fue ayudando en el proceso de enfriamiento espiritual. Claro, es fácil lanzar culpas a otros cuando hemos hecho algo que sabemos está mal… Sin duda él es el responsable principal de su tragedia. Sin embargo, no podemos negar que muchas de nuestras malas decisiones pueden ser influenciadas por otros, especialmente si hay sentimientos de por medio. Estoy seguro que me entiendes… Pasaron por mi mente tantos ejemplos bíblicos para poder ministrarle mientras le escuchaba contar su drama. Decía haber dejado de orar y su corazón estaba roto pues admitía que su mal testimonio podía ser de mal ejemplo a otros jóvenes que él dirigía como líder en su iglesia.

Me decía: – “Me siento como en un callejón sin salida”.

Aun su relación con la joven continuaba, pero su relación con CRISTO se moría. Entonces entre la multitud de citas bíblicas que pasaban por mi mente le dije Jeremías 15:19 - Por eso, así dice el Señor: «Si te arrepientes, yo te restauraré y podrás servirme. Si evitas hablar en vano, y hablas lo que en verdad vale, tú serás mi portavoz. Que ellos se vuelvan hacia ti, pero tú no te vuelvas hacia ellos.

Amados y amadas mías, muchas veces he pensado estar haciendo lo correcto hasta que tropiezo con la obligada realidad de que estoy equivocado. Con el tiempo y sobre todo con la dirección de Dios he aprendido que no siempre tengo la razón y que todo lo que haga debo ponerlo a la luz de las Escrituras. Para todo en la vida debemos primero consultar a Jesús. Debemos manejar con cordura y madurez espiritual cada uno de nuestros sentimientos hacia otros y SOBRE TODO los que conciernen nuestra relación con DIOS.

(El Autor es Misionero y Director de los Ministerios Tablitas del Señor y la Primera Iglesia Virtual).

Nada se compara con haber conocido personalmente a mi salvador: JESUCRISTO
                
Sección: Pensamientos Fundamentales en Nuestra Vida Diaria

Por Serafín Alarcón Carrasquillo/Noticias Sur P.R.

Juan 15:7-8 – Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. En esto es GLORIFICADO mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.


17 de septiembre de 2013 - Acá en Puerto Rico son las 5:00 de la madrugada y un día como hoy mi amada madre me trajo al mundo. 48 años de existencia y casi lo olvidaba. Después de haber compartido un rato hablando con mi Señor me levanté para darle un beso a mi esposa (aún dormida) y fue ella quien me lo recordó.

¿Qué puedo decir? En verdad mucho. Y es que a pesar de los capítulos amargos que haya experimentado, nada se compara con haber conocido personalmente a mi salvador; JESUCRISTO. Él le ha dado a mi vida un propósito y un curso jamás imaginado. Un vivir en donde sin duda puedo asegurar que hay PAZ y gozo. Dios ha sido demasiado bueno conmigo en estos 48 otoños. Dios muchas veces, demasiadas veces, me libró del desastre y me sacó a la orilla y allí me dió respiración boca a boca. Yo sé que me entiendes… Por eso en este día no puedo pensar en otra cosa que no sea compartir este milagro de estar vivo y ser feliz.

Deseo tanto que tú que lees estas líneas puedas ser contagiado por este virus, por esta fiebre que sana el alma del más enfermo. Solo JESUCRISTO le dará sentido a todo lo que hoy no entiendes, él se encargará se secar tus lágrimas y sanar tus heridas. Mi Señor arrancará, como un día hizo conmigo, toda raíz de amargura si tienes Fe y te rindes por completo.

Siempre que escribo trato de que este ardiente anhelo pueda llegar al corazón de alguien y a su vez sirva de puente o inspiración. Que lo que hago sirva de algo para CRISTO y para los hombres. Que mi pasar por este mundo deje la huella de mi SALVADOR en los corazones cansados, tristes y agobiados.

En fin, que no pierda ni un segundo de esta maravillosa bendición que llamamos vida y que la usemos solo para GLORIFICAR el nombre de nuestro señor y salvador; JESUCRISTO.

(El Autor es Misionero y Director de los Ministerios Tablitas del Señor y la Primera Iglesia Virtual).
               
Jesucristo, el verdadero héroe de esta historia
                
Sección: Pensamientos Fundamentales en Nuestra Vida Diaria

Por Serafín Alarcón Carrasquillo/Noticias Sur P.R.

                                                   
Mateo 25:40 - Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo: En cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.

Se paró valientemente ante el abuso que otros cometían. Un grupo de jóvenes empujaba a un pequeño de apariencia vulnerable. Sin mucho titubeo intentaba quitárselos de las manos dando cátedra de valor y sobre todo amor hacia su semejante. Yo, me encontraba al otro lado de la avenida esperando que los autos me dieran la oportunidad de también ayudarle en aquel maravilloso intento por rescatar al pequeño joven ya bastante estrujado por la jauría de hienas hambrientas.

Para cuando logré cruzar ya todo había terminado y solo quedaban en la acera el joven héroe de esta historia y el jovencito rescatado. Fue en ese instante cuando pasó una película por mi mente… Sí, en ese momento recordé como CRISTO me había salvado y rescatado de tantas instancias en donde casi estuve al bordo de la muerte. Muchas fueron las veces en donde su mano amiga me sacó de las fauces del Enemigo de las almas.

Valientemente fue un día a la CRUZ y allí… Allí me rescató, me sanó y con el Padre me reconcilió. JESUCRISTO es su nombre, él es el verdadero héroe de esta historia. Por eso amado hermano, hermanita amada, te invito hoy a que no lo dejes para otro instante más. Búscalo en oración, Él te está esperando. Dios nos invita a que vayamos a él en oración sincera, a que nos rindamos y dejemos a él todas nuestras cargas. Que si está lloviendo fuerte, que si hay truenos y tormentas, él tiene el poder para callar y apaciguar los vientos. Te digo, no sabes de lo que te estás perdiendo si CRISTO no es el centro de tu vida. ¡Ah!, pero si lo fuera, sabes muy bien de lo que estoy hablando.

Ya más calmado y con sus heridas limpias, el jovencito agraviado dio gracias al otro. Ambos sonrieron y sin que nadie se diera cuenta lloré ante tan impresionante escena.

(El Autor es Misionero y Director de los Ministerios Tablitas del Señor y la Primera Iglesia Virtual).

No hay comentarios: