NAVEGA POR NOTICIAS SUR P.R. Y REGRESA FACILMENTE A LA PÁGINA PRINCIPAL

jueves, 14 de mayo de 2015

*Seamos como Niños*



Sección: Pensamientos Fundamentales en Nuestra Vida Diaria

Por Serafín Alarcón Carrasquillo/Noticias Sur P.R.

Marcos 10:15-16 - De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él. Y tomándolos en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía.

Después de haber dormido por espacio de tres horas estoy un tanto desvelado. Y, aprovecho para compartir con vosotros lo acontecido en el día de ayer. Ah… Ayer fue un día intenso, uno lleno de largas caminatas y de experiencias inolvidables. Un día de largas conversaciones con la gente, algunas intensas y más sencillas, pero todas adornadas por la gracia del Señor. Un caminar con Dios bajo el sol caribeño del pueblo de COAMO (Puerto Rico). Haciendas del Río es una urbanización relativamente nueva y es la quinta vez que le visito. Allí me encontré con una antigua compañera de trabajo, conversamos por un largo rato y bueno, compartió conmigo su testimonio de vida. Me dijo que en los pasados meses había estado sufriendo de depresión pero que ya la había superado gracias al apoyo de su familia y sobre todo, DIOS. Me sentí muy contento por lo alegre que se ve. Esta comunidad, como muchas del pueblo de COAMO, se distingue por sus calles empinadas, de modo que el cuerpo tiene que hacer un esfuerzo mayor. Pero, no me quejo, el ejercicio no me viene mal…

Fueron cinco horas largas con una que otra pausa. Una que otra conversación con Cristo en cada paso que afirmaba. En una de las casas que visité habían dos niñitas como de 10 a 12 añitos jugando en el balcón. Cuando llegué y le ofrecí las tablitas, la señora de la casa de plano dijo que no le interesaban. Entonces, me despedí y continúe mi marcha hasta la próxima casa. Mientras llamaba, las niñitas se presentan con dos monedas de veinticinco centavos y una de ellas me dijo: -Señor, a mi me gustan, tenga.

Entonces les mostré las tablitas para que escogieran. Ambas niñas exhibían una inocencia, una sencillez y al mismo tiempo una profundidad espiritual excepcional. No sé si me entienden, pero su espontaneidad de inmediato me hizo recordar el texto bíblico en Marcos 10 antes citado. Si fuésemos como los niños. Un corazón como el de Dieguito o el de Clarimar… !Dios ayúdanos a ser como ellos!.

(El Autor es Misionero y Director de los Ministerios Tablitas del Señor y la Primera Iglesia Virtual).

*Un maquillaje que disfraza*


Sección: Pensamientos Fundamentales en Nuestra Vida Diaria

Por Serafín Alarcón Carrasquillo/Noticias Sur P.R.

Romanos 12:2- No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Hoy en día podemos ver como los medios de comunicación ejercen influencia en nuestra forma de vestir, de pensar y hasta de creer. Las imágenes que nos lanzan por la pantalla de un televisor o los cantos de sirena que escuchamos por la radio crean falsas expectativas a los débiles de espíritu. Los programas de "Reality" se han vuelto muy populares pues en ellos muchos desahogan sus frustraciones de no poder ser una celebridad. Artistas, deportistas, políticos, líderes empresariales y hasta gente común buscando un minuto de fama, un aplauso no merecido. Y es que amados, la gente anda desesperada intentando llenar sus corazones con fármacos al ego. Sé que me entiendes... Una imagen pública que les aleje de lo que son en realidad. Y, lo que el mundo necesita, lo que desesperadamente necesitamos es un cambio en lo interior. Sí, un cambio en el alma y el espíritu. Una genuina transformación interna dirigida exclusivamente por JESUCRISTO.

Nuestros complejos más profundos no pueden ser corregidos cosméticamente, deben ser arrancados por el poder de Dios de nuestras mentes. Lo que podemos ser en CRISTO jamás tendrá comparación con lo que tristemente somos hoy. Se que es una medicina amarga lo que digo para algunos que tal vez tengan demasiado hipotecadas sus conciencias con los haberes del mundo. Pero, no podemos por mucho tiempo esconder lo que en verdad somos en corazón y mente. Estos revelan diafanamente cuán lejos hemos caído de la gracia de Dios.

Te digo hoy con mucha fe que sólo Jesús nos ofrece verdadera transformación, no sólo un maquillaje que disfraza y que oculta quien en verdad somos.

(El Autor es Misionero y Director de los Ministerios Tablitas del Señor y la Primera Iglesia Virtual).

VER MESA EDITORIAL ANTERIORES: http://noticiassurpr.blogspot.com/2015/03/ayer-fue-uno-de-esos-dias-que-te-marcan.html

No hay comentarios: