NAVEGA POR NOTICIAS SUR P.R. Y REGRESA FACILMENTE A LA PÁGINA PRINCIPAL

martes, 30 de diciembre de 2014

*El rencor corroe el alma*


Sección: Pensamientos Fundamentales en Nuestra Vida Diaria

Por Serafín Alarcón Carrasquillo/Noticias Sur P.R.


Cuando voy de camino a evangelizar en algún pueblo de la zona montañosa de la isla, logro ver gran variedad de automóviles en los terrenos aledaños a las casas. Muchos de estos son modelos de los años 40 hasta los 90. Autos diferentes en marca y origen de país. Eso sí, Un denominador común les une; Corrosión. Esa corrosión que poco a poco va desgastando su color y que como un cáncer pudre su metal.

Los seres humanos de igual forma padecemos de una corrosión que carcome la fibra de nuestro ser. Una corrosión tal, que si no se atiende a tiempo ha de tener un impacto casi irreversible en nuestras vidas. El RENCOR; Sí, ese amargo sentimiento que no nos deja vivir en plena libertad, ese doloroso tumor que se aloja en nuestros corazones y mentes y que cuando llega a la metástasis el alma sencillamente se apaga. Rencor como producto de antiguas rencillas, de diferencias nunca aclaradas y de mal entendidos que toman forma desproporcionada. Ese punto en donde una o todas las partes optan por odiar en vez de perdonar.

Y bueno, si alguno sabe de esto es JESUCRISTO. Por espacio de tres años su ministerio público se distinguió por ser uno de entrega al servicio a los demás. Un ministerio como nunca ha existido otro en la tierra. Nuestro Señor JESUCRISTO prácticamente cubrió todas las bases en lo que concierne a necesidad humana. Pecadores de todo tipo, enfermos, vagabundos, endemoniados, gente con problemas emocionales, fueron algunos de los recipientes de su misericordia y AMOR. Un amor que no miraba clases sociales y que por norte buscaba la reconciliación del hombre con su DIOS. Sin embargo, la historia nos muestra cuan viles y desagradecidos podemos ser los seres humanos. A uno que nos hizo tanto bien, le pagamos con traición, burla y una CRUZ para que lentamente muriese.

Mientras escribo estas líneas recuerdo aquellas sublimes palabras que dijera desde aquel mismo madero: !Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen!

(El Autor es Misionero y Director de los Ministerios Tablitas del Señor y la Primera Iglesia Virtual).

VER MESA EDITORIAL ANTERIORES: http://noticiassurpr.blogspot.com/2014/12/aunque-soplen-vientos-fuertes-jesus.html

No hay comentarios: