NAVEGA POR NOTICIAS SUR P.R. Y REGRESA FACILMENTE A LA PÁGINA PRINCIPAL

martes, 19 de marzo de 2013

*Toma tu CRUZ y síguele*

                   
Sección: Pensamientos Fundamentales en Nuestra Vida Diaria

Por Serafín Alarcón Carrasquillo/Noticias Sur P.R.

Mateo-16:24-25 - Entonces dijo Jesús a sus discípulos, "si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz y sígame. Porque el que su alma quisiere salvar, la perderá. Mas el que perdiere su alma por mí, la hallará.

                                                                          
¿Hacia dónde dirigimos nuestros pasos? ¿Hacia dónde solemos apuntar nuestra mirada?, ¿Que nos motiva y que nos conmueve? Estas son preguntas que con frecuencia me hago para mantenerme en forma espiritual. Parecen preguntas fáciles de responder si nos hemos programado seguir a CRISTO. Y, precisamente ese es el problema, el dilema que sufren algunos creyentes cuando a la luz de las escrituras lo que pensaban de sí mismos no es real.

Siempre me he dicho “que no hay peor mentira que la que uno mismo se hace”… Entonces, ¿cómo llegar a hacer la voluntad de Dios? Algunos pensarán en un determinado camino, otros sencillamente se rendirán ante el reto. Seguir a CRISTO muchas veces va a requerir de nosotros esfuerzo, entrega y sobre todo Fe. Una fe obediente, pura y santa. Una conversión que prescinda totalmente de opiniones humanas. De sugerencias del corazón que como dice la palabra, “es engañoso y perverso”.

¿Qué motiva mi espíritu? ¿Cuáles son mis temas favoritos? Señales importantes que desnudan la abundancia en nuestros corazones. Más… Hay una forma segura, un método que no da espacio para las equivocaciones y el desastre. El bíblico, ese es el mapa, como diría mi hijita Clarimar.

Amados, estoy plenamente convencido que para vivir de forma agradable a Dios la Biblia ha de ser nuestra herramienta de excelencia. Biblia y oración, obediencia y sujeción harán del creyente una nueva criatura. Un bautismo sin paralelos tomará forma en nuestras mentes influenciando a otros de manera insospechada. Muchas veces me digo al levantarme; ¿Qué debo hacer hoy para agradarte?, revélame tu plan y no me dejes desviarme. Llegar de forma segura, es caminar junto a Jesús y seguir sus pasos sin importar las consecuencias.

La gracia es un don gratuito que el Señor da a los hombres para alcanzar la salvación, pero también para vivir en PAZ consigo mismo y con su prójimo. Jesús nos ofrece la gracia de su perdón, de su compañía y de su misericordia. Entonces, ¿Qué más queremos? En verdad, ¿Cuánto más vamos a esperar para hacer hoy su voluntad? Reconozco que el ejercicio de vivir no es fácil, que en la trama del vivir hay capítulos oscuros con sabores amargos. Que cuando la enfermedad llega de sorpresa nos deja casi sin aliento. Que cuando sufrimos una traición es como si en verdad nos clavasen un puñal en el corazón. Lo sé, lo sé porque también lo he vivido… Pero, mí amado, amada hermana; ¿Acaso CRISTO no lo sabe también? Te digo en esta hora que el camino muchas veces tendrá espinas y no siempre habrá una brisa fresca que apacigüe el calor de la cocina. Yo sé que me entiendes, eso espero…

Concluyo acentuando que JESUCRISTO jamás nos ha ofrecido una vida exenta de dificultades y aflicciones. Que en ocasiones misteriosamente los caminos han de parecer fáciles, pero cuidado, no lo son. Te invito a dejar a un lado los deseos de mostrar que somos superhéroes espirituales, que sin la Palabra de Dios y la oración podemos serle fieles. Mis propias cualidades sencillamente son inútiles. El aprecio a las posesiones materiales no ayuda, que el amor al dinero mata. Y si continuo enumerando vicios del alma humana probablemente no termino este escrito que se ha hecho demasiado largo. Recibe un abrazo de parte mía, de mi esposa Amarilis, Clarimar y Dieguito. Recibe un abrazo de aquel que un día dio su vida por ti. De aquel que hoy te invita a tomar tu propia cruz y a con fe seguirle.

(El Autor es Misionero y Director de los Ministerios Tablitas del Señor y la Primera Iglesia Virtual).

No hay comentarios: