NAVEGA POR NOTICIAS SUR P.R. Y REGRESA FACILMENTE A LA PÁGINA PRINCIPAL

lunes, 28 de marzo de 2011

¿ACUMULAMOS TESOROS EN LA TIERRA O LOS CONSERVAMOS EN EL CIELO?


Sección: Pensamientos Fundamentales en Nuestra Vida Diaria

Por Serafín Alarcón Carrasquillo/Noticias Sur P.R.

Río Grande, Puerto Rico

Colosenses 3:2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Bajo un sol implacable conversaba con un hermano que me comentaba que hacía unos meses estaba visitando una iglesia Pentecostal. Me decía que el cambio de iglesia le resultaba dramático pues toda su vida fue católico. Conversamos por espacio de casi media hora y nos regocijamos por su sabia decisión de buscar tener una relación con Dios enmarcada en una experiencia cristo céntrica y bíblica.

Parece que hay dos clases de creyentes: los que tienen puesta la vista en las cosas de arriba y anhelan tener cada día una experiencia vivificante con su Dios y los que se conforman con vivir vidas religiosas en un estado casi comatoso. Unos están concentrados cada vez más en crecer espiritualmente; los otros, solo en los rituales. Unos conservan tesoros en el cielo; los otros los acumulan aquí en la tierra sin saber que pasará mañana. Unos perseveran constantemente en la oración; mientras los otros buscan la paz y la felicidad en muchas distracciones y bienes materiales.

Amados, cuando estamos dispuestos a sufrir rechazo, persecución, pobreza y aun hambre por «poner la mirada en las cosas de arriba» (Colosenses 3:2); damos lugar al Espíritu Santo para que opere en nuestros corazones con libertad haciendo de nosotros mejores personas.

Los héroes de la Biblia tenían una perspectiva de la vida mas elevada, mas en las alturas que en las cosas de la tierra. Muchas personas no pueden entender que el servirle a Dios trasciende el visitar un templo solo los domingos o el de hecho de tener prosperidad financiera. Si somos verdaderos discípulos de CRISTO nuestro corazón nunca ha de estar satisfecho, nuestra fe en él nos recuerda que Dios siempre ha de tener algo más alto y superior para nuestras vidas.

(El Autor es Misionero y Director de los Ministerios Tablitas del Señor y la Primera Iglesia Virtual.)

No hay comentarios: