NAVEGA POR NOTICIAS SUR P.R. Y REGRESA FACILMENTE A LA PÁGINA PRINCIPAL

domingo, 5 de junio de 2011

NO TE DESCUIDES, NO TE DESLICES...

                                             
Sección: Pensamientos Fundamentales en Nuestra Vida Diaria

Por Serafín Alarcón Carrasquillo/Noticias Sur P.R.

Hebreos 2:1-3
Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos. Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?

Hoy por poco un policía me da una infracción por un descuido cuando manejaba por las calles del pueblo de Caguas. En verdad no me percaté que había una señal de «PARE»; y bueno, ya usted sabe, de la nada salió a mi encuentro una patrulla con todas sus luces encendidas.

En la vida casi siempre los descuidos tienen consecuencias negativas. Aquellas que conciernen el orden espiritual son las que demandan mayor atención y sobre todo disciplina. Como creyentes es imprescindible prestar atención a la Palabra de Dios y a obedecerla. La exhortación a todos los creyentes es precisa: es arriesgado descuidar nuestra gran salvación en Jesucristo, «no sea que nos deslicemos». Amados, en Cristo tenemos segura y firme ancla para esta nuestra frágil embarcación, ¿me entiendes? Cuando caemos en la infracción o la desobediencia, la barca sufre el golpe, pero no se hunde. Estamos llamados, como cristianos, a descansar en la gran salvación que Dios nos da por medio de la gracia y el amor de Jesucristo.

Cristo hoy nos llama a reiterar nuestra atención a «las cosas que hemos oído», a fundar nuestras vidas y familias en la roca inconmovible, en el ancla mas segura: la Palabra de Dios. El meditar diariamente en ésta juntamente con la oración nos transforman a niveles inimaginables. Sí, orar, hablar con el Creador del universo en una base franca y sincera.

El Señor nos ofrece una mejor forma de vivir firme y segura si velamos diligentemente esa «salvación tan grande» que nos diera por medio de su entrega en la cruz.

(El Autor es Misionero y Director de los Ministerios Tablitas del Señor y la Primera Iglesia Virtual.)

No hay comentarios: